Destaca buscando Empleo: Todo sobre la Carta de Presentación

La Carta de Presentación es un recurso ideal para acompañar a tu currículum, dándole contexto, coherencia y dirección. Si tienes poca o ninguna experiencia, puedes usarla para mostrar tu interés y motivación (sin llegar a convertirla en una Carta Motivacional).

Aquí vamos a tratar para qué se usa la Carta de Presentación y que tipos de Carta puedes elaborar. Te daremos algunos ejemplos y plantillas. Ya sabes que aunque son una buena base, lo mejor es que las personalices para hacerlas tuyas y las adaptes siempre a la oferta laboral.

Antes de nada nos gustaría darte una serie de consejos.

  • Una buena Carta de Presentación debe ocupar entre media carilla y tres cuartos nunca más.

  • Escribe siempre con la mayor corrección posible, es decir, usa un lenguaje sencillo y formal. Cuida las faltas de ortografía.

  • Adapta la carta al destinatario. Usa para ello datos de la empresa, dirigiéndote directamente al encargado de recursos humanos y nombra el puesto al que estás postulando y datos concretos del mismo.

  • Piensa que la Carta de Presentación es material complementario al Currículum. Incluye información que no aparezca en él, debe ser un valor añadido.

  • Al acabar firma con tu nombre completo y datos de contacto.

¿Para qué se usa la Carta de Presentación?

Como ya hemos dicho la Carta de Presentación acompaña al currículum. En ella podemos extender la información clave acerca de nosotros mismos haciendo que resalte los puntos que nos asemejen más al perfil deseado.
Se usa para en primer lugar presentarnos, dar a conocer nuestra formación y habilidades y por último mostrar nuestra motivación y expectativas. Esta definición encaja también con su contenido y estructura. Sin embargo la Carta variará como veremos a continuación en función de su finalidad.

Funciones y tipos Cartas de Presentacion cuando se usan

Tipos de Carta de Presentación

Los tipos de Carta de Presentación están directamente relacionados con el uso de la misma y su contenido.

Encontramos por lo tanto:

Cartas de Presentación en Respuesta a una Oferta de Empleo.

Este tipo de Carta es aquella que se realiza para una oferta de empleo publicada y a la que queremos postular.

La oferta en cuestión puede aparecer en la web de la empresa, en portales de empleo o en otros medios de búsqueda de ofertas laborales. Conocer las características del puesto, te facilita en gran medida saber qué información debe contener tu Carta. Si te interesa tratar este tema con más detalle, consulta algún ejemplo y plantilla.

Cartas de Presentación para Autocandidaturas.

Cuando una empresa nos interesa, pero no ha ofertado ningún puesto, puedes tomar tú mismo la iniciativa y enviarles tu currículum acompañado de una Carta de Presentación. Esto facilitará que el seleccionador te tenga en cuenta en futuras oportunidades laborales y te mostrará como un candidato decidido y proactivo.

En esta ocasión tienes que centrarte en aclarar qué tipo de puesto buscas, cuáles son tus metas, expectativas y que puedes ofrecerle a la empresa. Si te interesa saber más sobre este tipo de Carta, puedes ver algún ejemplo y plantilla aquí.

Cartas de Motivación

Son Cartas de Presentación con una función más concreta. Están destinadas a explicar tu interés por un objetivo. Por ejemplo por qué quieres estudiar una carrera, por qué te interesa acceder a un programa concreto o en el ámbito laboral por qué deberías promocionar o cambiar de puesto.

Estas Cartas suelen tener mayor extensión, entre una y dos páginas dependiendo del objetivo clave.

Pensamos que pueden ser interesantes, así que si quieres saber más sobre ellas y ver algún ejemplo y plantilla te damos más información.

La Carta de Motivación es una gran herramienta para distinguirte del resto, úsala bien y será la diferencia entre ser o no seleccionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *